Cómo una buena fotografía puede ayudarte a conseguir trabajo como actor (Parte I)

Una buena fotografía puede ayudarte a conseguir trabajo como actor (Parte I)

“Una buena fotografía te dará un nuevo trabajo”.  Mi experiencia con más de 150 fotógrafos en muchos países. 

En tu carrera te evitarás errores si sabes la imagen que quieres proyectar. Si eres capaz de crearla y estás cómoda en ella. Haz una sesión de fotografías con un buen fotógrafo con la estrategia que te ofrezco a continuación. Prueba a seguir los pasos del antes y después para conseguir comunicar lo mejor que llevas dentro.  Y después, escribe tus comentarios para que pueda también  servir tu experiencia a otros. Espero que este artículo sea útil.

Déjame tu comentario al final y DIME SI LO HA SIDO 🙂

El actor debe conocer el mensaje que su rostro emite. ¿Qué es lo que los demás ven en nuestras caras? ¿Qué es lo que nos han dicho nuestros amigos y gente que no nos conoce?

El actor de cine es, en sí mismo, un personaje por la manera en que aparece ante los ojos de los demás. La imagen de una fotografía es siempre el contacto que los directores van a tener con el actor. La fotografía en papel quedará colgada en las paredes de las oficinas de los que deciden. Una buena imagen es a veces más útil que un videobook.

El director estará buscando a alguien que responda a la imagen del tipo ideal de personaje que él tiene en mente. Hay que darle lo que quiere. Hay que saber lo que el director busca  y enviarle la fotografía justa. La que cuente algo de la historia que él quiere contar.

Pero también el actor deberá mostrar diferentes registros que, a poder ser, informen de manera rápida y eficaz de rasgos de tu “personalidad”.  Un registro que coincida con la imagen del personaje que están buscando. En realidad, una buena fotografía, debe expresar un “quiero”, una intención, incluso debe contar una historia, para que sea eficiente. Una buena fotografía cuenta hasta un conflicto.

Así, en una buena sesión de fotografía, necesitaremos comunicar , en cada foto, una voluntad, una intención, como lo hacemos para interpretar un personaje. No podemos estar vacíos delante de una cámara. Debemos constantemente comunicar, ser cómplices con ella de lo que queremos, de nuestros deseos más íntimos.

 

Mirar fotografías de las mejores modelos y entended que ha proyectado en la cámara el personaje retratado: ¿La seducción, el abandono, la fuerza? ¿Inspiran protección, simpatía,…? ¿Qué provocan?

De la misma manera, “los actores tenemos que elegir dar a cámara aquello por lo que los otros nos identifican fácilmente. Aquello en lo que estamos cómodos comunicando y aquello nuevo que nos gustaría comunicar.”

Tenemos que saber qué necesitan nuestros agentes para “vendernos” como actores polifacéticos. Y como actores profesionales. No hay nada peor que en la primera entrevista nos tachen de “no profesionales”. Ser profesional quiere decir tener información de lo que la industria pide y de cómo ésta acostumbra a obtenerlo. Hay que investigar cómo los otros lo hacen, saber cómo ser único o muy bueno en aquello que tienes facilidad para hacer.

Primero, tenemos que elegir qué comunicar. Nosotros mandamos información a la cámara, si tenemos miedo en comunicar, se verá.  En una sesión fotográfica, es conveniente que el actor elija todas aquellas facetas que le van a dar personajes que le gustaría interpretar. Un actor no sólo ha de buscar “estar guapo o favorecido”, ha de buscar también su propia personalidad y estilo. De esta diferenciación con la “belleza a la carta” saldrá nuestra originalidad y nuestra mejor tarjeta de presentación para nuestros futuros trabajos. (Ej.: Rossy de Palma, Madonna)

RELACIÓN FOTÓGRAFO – ACTOR:

El actor no quiere sólo el estilo del fotógrafo, quiere que le ayude a crear el suyo.

Una buena sesión fotográfica debe producir un mínimo de cinco buenos retratos.  Estos retratado debe servir al agente  a dar diferentes imágenes que expresen rasgos de personalidad distintos. Insistamos antes de la sesión en la necesidad de obtener los cinco. A veces tendremos que hacer más de una sesión, por eso es conveniente pactar antes un precio a tanto alzado por las cinco fotos.

En la próxima entrada hablaremos del “antes” y “durante” de la sesión de fotos. 

¡Estate atento en Facebook o Twitter para no perderte la segunda parte de mi artículo!

Assumpta Serna

 

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.