Reflexión de Assumpta Serna

La ética del actor. AIECAU

En España, debemos aprender a dialogar y debatir los intereses de nuestro sector hacia un espacio creativo, innovador. Todos nos debemos sentir responsables en hacer nuestro trabajo mejor. Un sector donde la envidia no sea un deporte nacional, donde la mediocridad no sea recompensada.

Estoy convencida que para mejorar la industria, tenemos que profesionalizar las instituciones que nos representan. Tenemos que tener instrumentos para estar seguros que nadie abusa de su poder, ganando así confianza y credibilidad en la sociedad que representamos.

Para fortalecer los procesos de creación, distribución y exhibición de manera responsable y profesional,  el instrumento ideal para hacerlo, es un código de buenas prácticas. Cada colectivo tendría que organizarse en la creación de Códigos éticos, específicos a cada colectivo, cuyo objetivo fuera el de mejorar su profesión dentro del sector audiovisual.

AIECAU es una Asociación Internacional que promueve la ética en la cultura y en el audiovisual y está formada por profesionales decididos a defender la ética de los artistas en nuestro sector. Los socios de AIECAU son actores y miembros del equipo técnico y artístico de una película. Los socios de AIECAU también llegan de otras profesiones (abogados, psicólogos, juristas, responsables de Administraciones y otras asociaciones del sector y expertos en ética)

Código de buenas prácticas del actor en el audiovisual

La Fundación first team que redactó Código de Buenas Prácticas del colectivo de los actores en su trabajo en el sector Audiovisual (CBPAA) junto a la Fundación Gregorio Peces Barba (Universidad Carlos III) y el IDHEC (Instituto de Derechos humanos del Instituto Bartolomé de las Casas, cedió a AIECAU el Código para su difusión y financiación.

Este primer código de buenas prácticas en el sector audiovisual  da a conocer el tipo de colectivo que los actores pretenden ser, en coherencia con valores e ideales que se traducen en comportamientos, decisiones y responsabilidades.

Muestra los beneficios que supone juntarse para un diálogo honesto, contar con un conjunto de principios éticos en el ejercicio de la profesión y ofrece criterios para la resolución de los posibles conflictos de intereses. También orienta sobre la manera de obrar y la relación entre profesionales, organizaciones de actores, otras Asociaciones de colectivos del audiovisual, Festivales de cine y sus relaciones con la sociedad en general.

En el contexto actual, caracterizado por una mayor sensibilidad en favor de la transparencia y la lucha contra la corrupción, el Código (CBPAA) pretende ayudar a situar a nuestra profesión y sector en la primera línea de estos esfuerzos.

La industria cultural del cine es un vivero privilegiado para el auge de proyectos empresariales. Sumándonos a las empresas que abogan por la transparencia y la excelencia profesional, creemos necesario impulsar las Buenas Prácticas para los Actores y Actrices en el Audiovisual desde una Asociación de buenas prácticas,(AIECAU),  donde estén socios interesados en promover las buenas prácticas en nuestro sector y en nuestro país.

El CBPAA estimula por una producción de excelencia incidiendo en la formación como instrumento para el cambio. Con oferta de formación específica de todos los colectivos, incentivamos una producción audiovisual española con garantías profesionales, además de estrategias sostenibles para su financiación, a la vez que reforzamos la imagen de la cultura española en el exterior.

La evidencia muestra que la existencia y aplicación de códigos de buenas prácticas en el sector cultural es una ayuda que contribuye a generar confianza en la sociedad.  Fortalece la industria cultural-audiovisual española.  Refuerza la ‘‘Marca España” del cine a nivel nacional e internacional, considerada valor estratégico y de vanguardia para el fomento de proyectos empresariales. No se puede olvidar que la imagen que se tiene de nuestro país en el exterior viene proporcionada, en numerosas ocasiones, a través de nuestro cine y TV.

Los actores, a quienes se les atribuye la función social y pedagógica de ser reflejo de la sociedad que representan (compartida con otros profesionales del sector), tienen una especial conexión emocional con el público, por lo que son responsables de velar para que la obra audiovisual sea coherente con los principios de una sociedad transparente, diversa, pluralista e inclusiva.

La creación audiovisual, como parte integrante de la cultura, debe ser un bien protegido, sostenible e independiente del poder político.

Por eso, desde el convencimiento de que es necesario aportar un nuevo paradigma para el colectivo de actores y actrices en el sector audiovisual, la vocación del Código es vincular a todos aquellos profesionales y colectivos que trabajan en el audiovisual y a todos los que quieren ver un contexto cultural más ético y próximo a ellos. Todos deberíamos sumarnos a esta iniciativa, apoyando su desarrollo e implantación para mejorar la sociedad en la que vivimos.

Porque corresponde a todos establecer unas reglas de juego éticas y sostenibles, pido, como presidente de la Asociación ABPAU, el apoyo con vuestra firma para el impulso de este instrumento de autorregulación ético y de buenas prácticas en el sector audiovisual español.

Sólo con la unión de todos los puntos de vista en objetivos comunes se puede avanzar hacia la mejora de la percepción de nuestro sector en la sociedad y en el público, final usuario de nuestro servicio cultural.

El Código ha sido consultado y cotejado con juristas de la Fundación Gregorio Peces Barba, Universidad pública Carlos III en Madrid y ha sido apoyado y aprobado por más de 50 Instituciones del sector en España, como Academias de cine.   A través de la campaña de change.org, estamos recogiendo firmas y socios de AIECAU para ayudarnos a cumplir con nuestros objetivos. Socios pueden ser tanto personas físicas como entidades culturales, del sector audiovisual y de todos los sectores.

Ayuda para la financiación de la difusión del Código y su implementación

Buscamos la participación y el apoyo económico para la difusión e implementación del Código en las instituciones, nacionales y extranjeras del colectivo de actores, en Universidades y Escuelas que forman a cineastas en España y en otros países.

El CBPAA por la misma naturaleza del sector, es y debe ser un documento orgánico, modificado periódicamente en su redacción por profesionales y entidades del sector. Seŕ revisado regularmente por una comisión creada al efecto quien a su vez, estará refrendada sus acciones por todos los socios.

Esperamos tener adhesiones y financiación para organizar campañas con lemas para su difusión con las frases:

“La ética es rentable”

“Defendamos la ética en el trabajo para conservar el trabajo”

“Antes que por la ley, luchemos por la ética”

“Si no somos éticos, un día vamos a tener que pagar por trabajar”

“Denuncia a quienes violan derechos y principios de convivencia”

“Actúa con ética, es necesaria y responsable”,

Hahstag: #SOSCBPAA

Hablar de ello en vuestras redes. Gracias.

Con rigor empresarial, intentemos que el sector respete a los actores como uno de los motores más conectados con el público, para que la segunda profesión más antigua del mundo pueda subsistir de su trabajo.

AIECAU necesita de vosotros, también de todo el público en general, por ello os pido que os asociéis para acabar con casos que han marcado en negativo y para siempre la vida de las personas. Solos no podemos cambiar una cultura tan arraigada de corrupción.

Apoyad al Código como instrumento eficaz para que la actividad en el medio audiovisual o en plataformas globales como en Internet, NO priven a los mayores sus derechos, ni a los niños de su niñez, su potencial y dignidad y que NO sea perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

No dejemos que el medio audiovisual dañe la salud de los niños y los adolescentes, pongan en peligro su educación y conduzca a una mayor explotación y abusos de poder en el proceso de creación, producción y distribución de cualquier obra audiovisual.

Ayúdanos a formar un Observatorio de equipos interdisciplinarios en todos los formatos audiovisuales para proteger los derechos de los actores y de la infancia. Un Observatorio donde se recojan las denuncias de actores y otros colectivos del audiovisual, padres y niños y que sean efectivas sanciones por parte de la Administración pública a quienes no cumplan con un Código de buenas prácticas.

Financiación es necesaria para la difusión del código y su eficaz implementación. Ayúdanos en nuestra elaboración de un sello ético para que cada espectador pueda diferenciar las películas que han seguido códigos éticos de las que no, en todo el proceso, no solo en contenidos.

Porque entre todos debemos hacer posible que cada colectivo del sector audiovisual cumpla con el servicio de referencia a la sociedad que representa.

Porque todos debemos tener el orgullo de pertenecer a una sociedad más ética, de ofrecer a las nuevas generaciones un país más ético, con sectores industriales firmes, creativos y transparentes, al servicio de todos.

Código de Buenas Prácticas del Actor en el audiovisual

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.