elegir una buena escuela de cine

Cómo elegir una buena escuela de cine si quieres ser actor

16 consejos para escoger una buena escuela de cine para actores 

Escoge tu escuela sabiendo cómo…

 

La verdad es que en las clases que damos Scott y yo en first team, nos hemos dado cuenta que el alumno requiere todavía de una “estructura” similar a la educación del XIX, donde la “verdad” de uno es percibida como más seria que la formación que se realiza abriendo la creatividad, valorando los puntos de vista de todos.

También nos hemos dado cuenta de la enorme responsabilidad que tenemos como formadores de mostrar diferentes puntos de vista y compartir un método que funcione, adaptado al siglo XXI.

Cuestionar las viejas costumbres, es tarea y deber de cuantos nos dedicamos a compartir lo que sabemos, porque en las sociedades donde hay menos miedo a compartir, se genera una industria saludable, que nunca es piramidal. No hay un Dios que sepa de todo.

Sin embargo, en las sociedades donde hay más miedo por compartir, todavía exigimos al padre, al profesor, al director, al productor, que tenga una varita mágica con la que guiarnos. Y es cómodo sentirse con ese pequeño poder que te da el ser padre, profesor, director, productor… sin escuchar con atención al miembro de la familia o del equipo. Es cómodo también no abrazar la responsabilidad con compromiso y vivir son demasiada ilusión por lo que hacemos… Y nos equivocamos, una y otra vez…

La globalización y el Internet nos ha traído grandes ventajas: la transparencia en la autoría, la necesidad de darle valor a las ideas, y la ciencia cierta y comprobada que no hay una sola manera de hacer las cosas, pero al lado de la ventaja, está la duda de qué elegir, con qué criterio… Lo más difícil en la vida es tener a cada momento, una opinión basada en criterio…

El momento de elegir y confiar en alguien y en algo, es ahora mismo, el problema más traumático de todos, porque sabemos que en la elección, estamos perdiendo, al menos, lo contrario. Y nos gusta tener, poseer todo.

Por ejemplo, ¿cómo elegir una formación para obtener conocimiento y cumplir con excelencia nuestra profesión elegida?

¿En qué criterios podemos basarnos para estar seguros que recibiremos una formación de futuro y no un reflejo del pasado?

En nuestra experiencia y para ir formando criterio y poder elegir mejor, hemos resumido en 16 los principios indicadores de una formación de calidad.

 

 16 Criterios de calidad para escoger una escuela de cine para actores

 

Una Escuela de cine para actores ha de instaurar valores como la ética y el respeto a diferentes puntos de vista y el compromiso personal como elementos esenciales del proceso educativo, impulsando el diálogo transparente entre alumnos y profesores. 

 

La flexibilidad del centro educativo, para adecuar sus programas a las necesidades y demandas de la sociedad, y a las diversas aptitudes, intereses, expectativas y personalidad de los participantes en los programas de formación.

 

Una escuela de cine para actores ha de tener la capacidad de actuar como elemento compensador de las desigualdades personales y sociales de los participantes en sus programas.

 

Ha de confiar en las propias aptitudes de los alumnos y respetar la capacidad que todos tenemos en valorar el ansia de conocimiento, desarrollando los valores y principios básicos de inspiración, creatividad, empatía, equidad, diálogo y transparencia, iniciativa personal y espíritu emprendedor, práctica de la solidaridad, participación cívica de los alumnos y valoración del trabajo en equipo.

 

En la Escuela de Cine hemos de intentar que cada alumno adquiera responsabilidad, encontrando mecanismos en cada área de trabajo que amplíen la imaginación, fomentando y promoviendo la investigación, la experimentación y la innovación educativa a través de técnicas, herramientas de comunicación y equipos pioneros en calidad técnica y artística.

 

La eficacia de la formación, se medirá no sólo en el nivel de popularidad de sus miembros en el mercado del trabajo y en el criterio de calidad de las encuestas a los alumnos, sino en la oferta de servicios útiles y éticos al sector.

 

La capacidad de transmitir valores en los contenidos que produzcan los profesores y alumnos de la Institución, valores encaminados a favorecer la libertad personal, la responsabilidad social, la cohesión y mejora de las sociedades, y la igualdad de derechos entre los sexos o discriminación por diversidades étnicas, sociales o físicas, que ayuden a superar cualquier tipo de discriminación.

 

En una Escuela de Cine para actores los indicadores de la calidad de la formación impartida se medirán en la observación y propia práctica de la ética profesional por parte de profesores y alumnos en el sector.

 

La participación de los distintos sectores de la sociedad con la comunidad audiovisual, tanto nacionales como internacionales para compartir su experiencia profesional, el diálogo entre ellos, promoviendo, especialmente, el necesario clima de convivencia y excelencia en el estudio de los signos de comunicación audiovisual.

 

La concepción de la formación continua como un proceso permanente, cuyo valor se extiende a lo largo de toda la vida.

 

El reconocimiento del profesorado de prestigio profesional como factor esencial de la calidad de la educación, siendo la mayoría de profesores, profesionales ejerciendo su profesión con criterios de calidad.

 

En una Escuela de Cine para actores la existencia de programas de formación a docentes ha de ser una realidad.

Tutorías de los alumnos con los responsables de los programas formativos

Programas que fomenten la inserción profesional de los alumnos, acercándoles a la realidad del mercado donde han de realizar su profesión.

 

La evaluación mediante análisis críticos del conjunto del sistema y programa educativo, tanto de su diseño y organización como de los procesos de enseñanza y aprendizaje por todos los participantes en el centro (trabajadores, alumnos, profesorado, profesionales).

En una Escuela de Cine para actores no debe variar la calidad de los programas formativos bajo amenaza de falta de liquidez, buscando sin cesar colaboraciones con otras instituciones para cumplir con el objetivo de ofrecer mayoría de clases prácticas, ofreciendo la mejor calidad técnica y artística posible en el resultado y poder comunicarlo con la mayor calidad.

No todos los centros de formación tendrán los 16 puntos, o puede que tengan otros valores que no sean la búsqueda de cualquier trabajo a cualquier precio. Será útil escoger a los que aspiran en tener cuantos más valores mejor de los arriba mencionados. Es esencial saber distinguir entre número y calidad, entre superficialidad y contenido, entre copia y original.

Al fin y al cabo, estar motivado en la vida es perseguir un deseo y sentirte que trabajas con orientación hacia un fin justo y necesario no sólo para ti, sino para el resto de la sociedad. La creatividad empieza en la elección de aquellos valores que nos harán sentirnos en la formación y en el ejercicio de la profesión, orgullosos de pertenecer, de ser parte y útiles a una profesión, a una sociedad y sentirnos parte eficaz para entender para qué queremos el todo

Si tienes dudas, pregúntanos, estaremos encantados de aclararte nuestra metodología sean cuales sean tus necesidades.

Teléfono: 660181212

Mail: alumnos@fundacionfirstteam.org

 

No Comments

Post a Comment